Conoce un poco de nuestra historia

Hola mi nombre es Asman Ortiz, soy originario de Tijuana, gracias por llegar a esta sección y leer como fue que inició todo.

El propósito de escribir estas letras no es para hablar de mí, siento que el gran protagonista de esta historia en realidad es el AMOR. Cuándo hablo de AMOR no me refiero al amor como lo conocemos en occidente, me refiero a la idea de AMOR incondicional, ese AMOR que en Grecia se conocía como Ágape, ese AMOR que siente una madre por sus hijos, aquel que abraza la totalidad, la luz y oscuridad, la fortuna y la adversidad. Desde mi forma reciente de ver el AMOR es que esta historia nació.

Estudié Ingeniería Industrial en la UABC de Tecate y trabajé en la industria maquiladora por 9 años, durante mi última etapa como Ingeniero trabajé para una empresa médica muy reconocida a la cual siempre le estaré agradecido por haberme abierto las puertas y brindado tan buenas oportunidades laborales, contaba con un trabajo estable, buen salario, conocí gente muy valiosa que hoy siguen siendo mis amigos y veía como podía continuar haciendo carrera ahí, sin embargo llegó el momento en que sentía un llamado interno a algo más grande para mí, sentía que estaba hecho para hacer algo más allá que el trabajo rutinario de cada día, no me gustaba tener que cumplir con un horario, cada vez me inquietaba más la idea que yo podía hacer algo más que sólo cumplir con mi trabajo y trabajar por un sueldo. En esa situación me encontraba cuando a través de mi amigo Raúl Izasmendi conocí los procesos de transformación, un programa de desarrollo personal de 3 meses al cual llegue sin resistencia a aprender, totalmente dispuesto a aprovechar al máximo y talvez ahí encontraría lo que me hacía falta para saltar a esa nueva vida que deseaba.

¿Alguna vez te has sentido incomodo en una situación y no has hecho nada al respecto? Yo varias. Creo que, si estas leyendo estas líneas y te esta pasando lo mismo el primer paso que puede funcionar es tomar acción, aunque no estaba seguro de que en ese lugar encontraría mis respuestas, le aposte a la incertidumbre. Durante esos procesos trabajé a profundidad mis emociones y muchas de mis creencias que no estaban funcionando en mi vida, viví dinámicas muy bien dirigidas que me llevaron a romper barreras mentales y creencias limitantes acerca de mí mismo y lo que podía lograr. Con estas palabras acerca de los procesos transformacionales no intento recomendar o no recomendar, sólo lo considero una parte muy importante para mi historia. Durante este proceso viví un entrenamiento adicional llamado MAM® Mas allá del Miedo creado por el coach Pablo Ramírez Bellini dónde logré entrenar mi mente y mi cuerpo para trascender todos esos obstáculos que me habían frenado en mi vida y ahí mismo decidí dejar mi carrera como Ingeniero y vivir una vida dónde amara lo que hacía, elegí tomar una de mis pasiones que es la cocina como una actividad económica, sin tener planeado que hacer, en ese momento avise a pesar de que todos los miedos posibles llegaron a mi mente, el recuerdo de mis fracasos del pasado, vengo de un divorcio, dos banca rotas y varios intentos fallidos de hacer negocios, sin embargo ahí estaba de nuevo. Esta vez mis emociones internas estaban más claras y actué a pesar del miedo, para mí el verdadero valor esta en esas personas que a pesar de tener miedo toman acción, aquellos que a pesar de estar en desventaja se paran frente al desafío y avanzan.

“Nunca pongas en marcha afuera si no has alineado primero por dentro” JL Parise

Así fue como inicié mi nueva vida, vendí mi Audi, recorte gastos a lo extremo y empecé a ofrecer mis nuevos servicios de banquetes a pequeña escala, me puse en riesgo total, al haber “quemado mis barcos” sabía que ya no había vuelta atrás, estaba dispuesto a todo. Llegue a vender sándwiches en la calle para probar suerte y por fortuna no prospero.

“El gran enemigo del crecimiento personal se llama zona de confort”

S personal Asman

A veces permanecía dentro de mi zona cómoda por miedo a que doliera, miedo al dolor que implicaban los sacrificios de salir de ahí, pero el precio a pagar habían sido mis sueños, mi libertad, una vida dónde sintiera que tuviera un propósito más grande que sólo un cheque semanal.

Un día me encontraba haciendo un servicio de banquete para un amigo muy querido dónde había un pequeño jardín y una fuente, viendo esa postal me vino a la mente como una serie de preguntas, ¿Cómo sería una cena ahí?, ¿Cómo sería si en la cena estuvieran sus flores favoritas?, con su comida favorita? Y que pudieran escuchar la música que ellos elijan, dije “¡yo puedo hacer eso!”. Nunca se llevo acabo la cena en ese bonito lugar, sin embargo, me quede con la idea y comencé a pensar y pensar cómo podría hacerlo, comencé a hacer públicas mis intenciones, lo comentaba con quién tuviera enfrente, hasta que hubo un valiente amigo quién se animó a contratarme por primera vez, aun guardo una foto de esa cena que jamás olvidaré.

“Siempre el paso más difícil es iniciar”

A partir de ese momento mis cenas fueron tomando forma, el universo puso frente a mí a personas que me abrieron puertas y me apoyaron a que esta loca idea se materializara, hubo cenas dónde no gane dinero, incluso perdí dinero, pero lo importante para mí siempre fue que cada pareja ganara, que se cumpliera ese objetivo de crear ese espacio dónde las parejas pudiesen llevar su relación a un nuevo nivel de compromiso entre ellos. El AMOR siempre ha estado por delante. Durante muchos meses mi espíritu resiliente estuvo a prueba, incluso en un par de ocasiones estuve a punto de regresar a emplearme de nuevo, pero la vida es así, los desafíos están para formar el carácter, nos ponen enfrente aquello que requerimos trabajar en nosotros mismos, por eso hoy a todos los desafíos les digo “gracias maestro”.

“Ante las dificultades naturales el deseo de expandirte debe ser más grande” Pablo Ramírez Bellini

Regalos para enamorados

Durante esos tiempos difíciles en cada cena se generaba una energía dentro de mí, que me servía de combustible para continuar, deje de escuchar la razón y deje que las riendas de mi vida las tomara mi corazón por primera vez, talvez tenía que ver con cada pareja el rostro de satisfacción, con su forma de mirar, como se miraban entre si después de ver sorpresa tras sorpresa, aun no lo sé, pero algo me decía que estaba en el camino correcto.

Con el tiempo fui dando forma a un modelo que se convertiría en una experiencia extraordinaria, logre definir un modelo de experiencia dónde se reconoce, se celebra, se sana y se renueva la energía del amor entre dos personas, algo que hasta dónde alcanza mi vista en este momento es único en el mundo. Nunca se había celebrado el amor de forma tan personal y privada.

“La gratitud es un primer paso hacia un camino de felicidad”

Preparación para comida romántica

Quiero aprovechar el espacio para agradecer a todas aquellas personas que me apoyaron desde un principio y me han abierto las puertas para hacer de esta loca idea una realidad. Claudia y Billy Woolrich, Ileana Diaz, Bibiana Casian, Pilar Peña, Katri Rantala, gracias infinitas por creer en mí y confiar.

Mi eterno agradecimiento es para mi mamá, Inés Hernández quién, a pesar de su escepticismo inicial, dudas, incertidumbres, siempre ha sido un apoyo incondicional para mí, mi mamá es quién me ha asistido en cocina en casi todas las cenas, quién cuida mis espaldas y esta al pendiente de que todo fluya en excelencia. Esta etapa vivida con mi mamá no ha podido ser más valiosa, vivir cada momento juntos, ver a la distancia como cada pareja se vuelve a enamorar, será un recuerdo que llevaré siempre en mi corazón, por eso a todos los que han estado y seguirán estando bajo nuestro servicio les digo que mi mamá ha sido la gran heroína, sin ella nada de esto se hubiera logrado.

Cena

Lo que inició con una loca idea de una cena romántica ahora se ha convertido en un espacio para promover turismo romántico, confío en que esta historia no termina aquí, mi compromiso es continuar innovando, creando espacios y experiencias para que este mundo sea feliz, que el AMOR se celebre y que continuamente se estrechen los lazos entre seres humanos.

“La luz se encuentra al jugar un juego donde todos ganemos” Asman Ortiz.                                

En AMOR